De pancito de cena a cupcake en 8 pasos.

En la vida nos enseñan a amar a muchas cosas, pero nadie nos enseña algo tan importante como el amor propio. Si partimos del hecho que nuestro cuerpo es el templo de nuestra alma y sólo nos dan uno para toda la vida, porqué lo descuidamos?

En mi caso, he tenido una vida relativamente saludable donde no fue hasta después de mi segundo hijo que nada fue igual que antes. Salí de la clínica con un buzo café de tercipelo, la moda en esa época, creyéndome un miembro más de la familia bling bling de la televisión y más bien, ahora que veo las fotos, parecía un gran oso grizzlie en vías de extención.. eso sí con rímmel en los ojos y brillo de labios!

Por una u otra razón pasaron los años y así me quedé: cute, coqueta pero con sobrpeso. Con rachas intermitentes de ejercicio y fórmulas “mágicas” para adelgazar. Todo sin un resultado consistente y con objetivos superfluos o a corto plazo: entrar en un vestido para una fecha especial o verme bien en las fotos de un viaje.

No fue hasta Agosto del 2016 que, esperando un milagro sin hacer absolutamente nada, me pesé, ví el número de terror y ahí desperté!

Me dije a mi misma no más, yo iba a volver a ser la misma de antes, no por nadie, porque nunca nadie me lo dijo de frente, sino por mí! Ya no podía seguir engañándome. No iba a cumplir mis 45 primaveras así! Iba a hacer todo lo que estuviera en mi alcance para inclusive verme de 30 y sentirme de 25!

Entonces….empecé! Y en resumen estas 8 cosas fueron claves para lograr el cambio esperado!

1- No hay que cambiar por nadie más que por uno.
Uno puede engañar al mundo, pero no se puede engañar a uno mismo y es por eso que el cambio debe de ser para uno y por uno, no por ninguna otra razón. Yo tengo muchas amigas que si bien es cierto están pasadas de peso, no tienen problemas ni de salud ni de autoestima, son felices como son y se ven radiantes! Se visten con lo que quieren y se ven divinas! Pero no era mi caso. Mi condición física era pésima y ya no hallaba que ponerme, a veces sólo me faltaba un micrófono y cantar “Tómame ó Déjame”.

2- Olvidate de la palabra “dieta” y la magia no existe!
La comida lo es casi todo a la hora de adelgazar. No hay recetas mágicas!
Después de tomar la decisión, me dediqué por dos semanas a escribir sin misericordia lo que me comía cada día. No lo leía, no me engañaba. “Pero es que yo como muy poquito” me repetía como un disco rayado y una vez que pasaron las dos semanas y leí lo que había escrito, casi me infarto! No sólo de la cantidad de “cochinadas” que comía por no tener “tiempo” de comer bien, sino por las barbaridades que hacía en un sólo día: la verdad había salido a flote!

A partir de mis notas, empecé a hacer cambios pequeños pero significativos, cambios que a mí me funcionaban sin tener que dejar de comer radicalmente de todo. Si me tomaba un café deliciosamente cargado de azúcar de botellita todos los días, lo corté a una vez a la semana… Claro entraba a comprármelo como un adicto en recuperación con tembladera de manos y todo y lo saboreaba hasta la última gota.

Dejé de comer a toda hora, el carro nunca más fue mi mesa de comedor y a pesar de que al principio me costó mucho, dejé de que el acelerado ritmo de vida me comiera, o más bien que yo me lo comiera a él!

Hice cambios que fueran sostenibles en el largo plazo, cambios que me gustaran y pudiera seguir comiendo toda mi vida. Olvidate de la palabra “dieta” Cualquiera puede adelgazar con un huevo duro, una taza de gelatina y tres almendras al día, pero no es algo que se pueda mantener de por vida, por lo menos yo no.
Hay que construir planes alimenticios que se conviertan en un estilo se vida.
Empecé a comer en plato pequeño, no cargándolo como hace la gente en los “all you can eat” que termina el plato como un acto de malabarismo de circo, sino llenándolo con lo que me mantuviera satisfecha por más tiempo. Mucha ensalada, proteína y nunca olvidé las harinas. Yo personalmente siento que si uno deja de comer algo, en el momento que lo vuelva a comer explota como un airbag, por eso mejor con moderación todos los grupos de alimentos.

No hay que perderse de los placeres de la vida!
Tenía un “cheat day” un día en que podía comer lo que quisiera. Mi sobrina me decia parándome los ojos “tía es cheat meal no day” pero para mí era day! Ese día aprovechaba selectivamente mis indulgencias! No lo desperdiciaba con una canastica de fresas en un té, no! pero sí por una deliciosa tajada de torta chilena o un buen pedazo de pan recién hecho con mantequilla!
Poco a poco mis cheat days no importaban tanto pues comía de todo y esa necesidad de comer comida chatarra había disminuido muchísimo. Eso sí nunca pude dejar de comer chocolate, para mí hay tres cosas que como todos los días que no son negociables: el tomate, el aguacate y el chocolate. Escojé las tuyas y que en el balance por lo menos hayan dos buenas y una que alimente el alma!
Además tenía mis premios! Nunca comida pero si ropa, zapatos, un tatuaje! Cosas que yo sabía iban a ser de gran satisfacción por cada milestone logrado.

3- Líquido, líquido y líquido.
Siempre he tomado mucha agua, pero incrementé el consumo de té verde, nada elaborado, sino del que venden en el super sin azúcar. Quien me ve en la calle siempre me va a ver con mi botella debajo del brazo! Eso no lo cambio por nada.

Todas las mañanas me tomo mi batido con piña y pepino como base más lo que haya en la nevera dependiendo de la etapa de la quincena ( a veces hay espinaca, a veces naranjas, lo que sea que sepa rico) y un vasito de jugo de limón en ayunas con colágeno para alcalinizar el cuerpo. Esto me ayudó a fijar mejor la piel y a no quedar tan floja después de perder peso, no es un secreto, hasta google lo dice!

4-Encontrá el ejercicio que más te guste, probá todo, siempre hay algo que es lo de uno! Yo no hice ejercicios hasta que bajé los primeros 23 kilos. Pero esa fui yo y fue parte de conocerme en todo este proceso. Hacer ejercicio a mí me da muchísima hambre y si estaba haciendo cambios alimenticios en términos de estilo de vida y raciones, hubiera sido como nadar contra corriente.
Una vez que perdí 23 kilos empecé a caminar en las mañanas y a hacer pilates. En una época hice Tacfit y lo amé, regresaré a entrenar pronto, hoy hago pilates y lo amo! Para mi es como cuando a un chiquito le dicen que va para Disney! Amo mis clases de pilates y no las cambio por nada!

5- Todas las semanas, los lunes cuando me peso, me tomo fotos en un espejo de cuerpo entero, en serio no hay mejor motivación! Porque uno se ve todos los días y de verdad que yo me siento medio igual… pero no! También la ropa empieza a quedarle floja a uno que también es un muy buen indicador, pero si uno ve los cambios como observador y no como protagonista, los ve de verdad, se siente super cool y no afloja! Para mi no hay como la evidencia de las fotos. La que ilustra este post, a mi me da risa! Pero habla por sí sóla!

6- Tomo canela todos los días. Una gran amiga “flaca” me lo recomendó pues a ella se lo recetaron pues a pesar de ser flaca toda la vida, tenía que bajar el nivel de azúcar en la sangre, bajar el nivel de grasa corporal, el colesterol malo y los triglicéridos. En términos de nivel de grasa, yo era como esos patecitos que uno ve en el super, sólo me hacía falta el cierre metálico en el copete! Hoy mis exámenes de sangre en términos de azúcar y perfil de lípidos son normales y el nivel de grasa es acorde a mi edad, peso y estatura.

7- Escojé tu grupo de apoyo!
Idealmente sería tener un team de nutricionistas y personal trainners, si podés hacelo! Yo no lo tuve, mis prioridades presupuestarias me contemplaban a mí como mi único team ( eso sonó divino, la traducción es que no tenía plata para eso!) Me tenía a mi y a mis ganas de sentirme bien de nuevo!
Pero también hay que rodearse de personas que te motiven, familia, amigos, escogidos y poquitos, pero que quieran ayudarte en este proceso. News Flash: no todo el mundo se va a alegrar de tu cambio. Dos o tres personas contando a la mamá de uno van a ser consistentemente felices en todo el proceso. Existen personas que no pueden alegrarse de que alguien esté feliz y bien, especulan con el fin de justificar que un buen resultado debe de ser por la vía más fácil, y en mi caso me han achacado desde operaciones, photoshop, bulimia…había hasta un chat con fotos mías en que se discutía que había hecho! Reuniones en que “despellejaban” mis fotos y hasta cicatrices me encontraban de la operación mágica con que adelgazé, a tal punto que hasta fui víctima de acoso psicológico de personas que simplemente no pudieron con la idea de que Ana ya no era gorda. Si alguien se opera porque por salud tiene que bajar de peso no tienen nada de malo!  pero ese no fue mi caso. Quienes me conocieron de “joven” lo saben y me dicen “Regresaste a ser la de antes!” , los que me conocieron gordis,  si son los más impresionados y me ven con cara de “esta qué? se fue al Tibet a palmarse de hambre tres meses?!”
Pero todo eso no importa, si uno está feliz, hace el cambio por uno y escogió tan bien su grupo de apoyo que no se van a cansar nunca de decirte lo bien que lo hiciste y lo bien que estás, todo bien! Uno no vive por la gente, uno vive por uno mismo y si está feliz, que digan lo que digan!

8- Si sé puede. Yo al principio tenía una meta más conservadora, jamás me hubiera imaginado llegar en 6 meses a mi peso ideal y menos aún haber bajado más y mantenerlo 7 meses después, pero a medida que fue pasando tiempo me he dado cuenta que usando el amor propio y la mente como aliados si se puede. Todo está en la mente, hay que proponérselo y creérselo.

Hoy por hoy, esta es mi historia,  con momentos de mucho control mental y muchos comentarios unos graciosas y otros no tanto, 28 kilos menos y con mucha gente buscándo inspiración, ya sea personas que tenía años de no ver o que ni conozco que me han llamado y escrito para preguntarme qué hice y yo feliz de ayudar, decidí que este iba a ser el primer tema de mi blogg, contar qué pasó en los 6 meses que decidí transformarme de pancito de cena a cupcake!

Porqué un cupcake? Porque si bien es cierto ya no soy un pancito de cena, no soy perfecta ese no era el fin, pero me siento feliz y me veo feliz.
Ahora tengo mis “problemas de Barbie” como me dijo una muy buena amiga: que se me arrugó el cuello o tengo una arruga en la panza, o se me fué el trasero, pero puedo vivir con eso porque estoy feliz, saludable y me siento bien, ahora trabajo en mejorar esos detalles (tema para más adelante) y puedo inspirar a otros con mi historia.

En resúmen cuál fue mi receta “mágica”? Aceptarlo, decidirme a cambiar, aprender a conocerme y construir a largo plazo… más nada! Puro amor propio!
No tengo problema en contar más detalles sin ser una experta o de apoyarte si querés acercarte y contarme tu historia, pero super más enriqucedor que nos compartás tus tips y “secretos” para bajar de peso o mantener un peso ideal y así nos ayudamos todos! Te animás?


#lifethrumyeye #princess #inspiración #pérdidadepeso #amorpropio #salud #elpoderdelamente #quererespoder #conocetucuerpo #autoestima

 

 

 

Con boronas de papas tostadas en la cama.

El domimgo por la noche, tuve uno de los sueños más extraños que he tenido en mi vida. Si parto del hecho que los domimgos son los días en que como más “cochinadas’ y a eso le sumo que tengo una imaginación que se la desearía cualquier escritor de Marvel Comics, puede que le de sentido a lo que me soñé, pero aparte de eso, el sueño en sí fue un completo ¡WTF!… hasta que le encontré sentido.

Resulta que estaba yo en mi casa y tocaron el timbre. Era Cristiano Ronaldo…!… y solo tenía puesto unos calzoncillos y unas medias…!… Yo le abrí la puerta y él pasó adelante. Todo parecía indicar que “quería” conmigo…!!!!… Se acostaba en mi cama peeero empezaba a hacer cosas super ordinarias: se “escarbaba” entre los dedos del pie, tomaba cerveza mientras decía el abecedario en portugués…entre otros… que solo recordarlo me da pena ajena… Ahí me perdió -ja!- El asunto es que de un momento a otro, mientras yo me le quedaba viendo con cara de “Ewwwww” me dio un ataque de asma nivel “Yisus da Lord” y me empezé a ahogar horrible. El me volvió a ver y me dijo que si llamaba una ambulancia, obveeooo -le dije con la cabeza que sí- pues no podía respirar ni para hablar. Cogió el teléfono, yo me ahogaba y en eso, decidió que no, ¡que no iba a llamar! porque primero me tenía que dar un beso. Y se emperró en que no y no y no, a la vez que me agarraba y apretujaba para besuquiarme. Okeyyyy pensé yo…. ¿y este mae qué? Yo no me pienso morir y el ¡no me dejaba llamar una ambulancia!… A como pude me le safé- ja!- bajé las gradas de mi casa, me topé a mi hermano y a mi mamá y entonces en toda una misión -que no voy a entrar en detalles porque fue digna de Los Angeles de Charlie- llamamos a la policía y se llevaron a CR en perrera… Ahí me desperté a la 1am.

Obvio no me pude dormir de inmediato, empezé a pensar porqué había soñado eso y fue cuando se me ocurrió este post.

¿Desde cuándo una persona decide cuando y cómo alguien más puede o no pude respirar?

Y no es tan literal el asunto. Muchas veces escuchamos amigas o amigos que nos dicen cosas como “fulano jamás me dejaría ponerme eso” “fulana me mata si no regreso a tal hora” “es que a él no le gusta el pelo largo entonces me lo tengo que cortar” “que rico comer Cheetos pero no me dejan comprar chucherías” “Me encantaría hacer eso pero no me dejan” “A ella no le gusta que yo tal cosa”.

El otro día un amigo me contó, que a él lo criaron super relajado. Parte de sus mejores recuerdos, era comer papas tostadas de bolsa en la cama de la mamá mientras veían tele. En más de una ocación, cuando abrieron la bolsa, “explotó” y lejos de estresarse, se terminaron comiendo las boronas directo de la colcha a la boca. Su esposa es ¡casi que militar! y “no lo deja” ni comer chicle mientras está acostado en su cama viendo tv. Entonces, si él quiere comer algo el domingo en la tarde mientras ven pelis, él se queda en la puerta y desde ahi come palomitas, conversa y ve la peli. Ya cuando termina, puede entrar al cuarto.

Otra amiga me contó que ella todas las noches se acostaba, abría la gaveta de la mesita de noche, sacaba una cuchara y un tarro de Nutella y se dormía saboreando una cucharada de Nutella -si yo sé, al carajo los dientes- Después de la Luna de Miel, en su primer “super” compró Nutella y esa misma noche, casi se la ponen de sombrero y nunca más volvió a hacerlo.

Lo que me revienta el cerebro es pensar… “¿Pero estás en tu casa?!!!!!! Si no podés hacer cosas relajado y que te hacen feliz en tu casa, que vida más miserable por Dios debe de ser el estar fingiendo, sacrificando y dejando de hacer cosas que te hacen feliz el corazón solo porque a la otra persona no le gustan.

Y puede que estés leyendo estas cosas y te de risa, pero ponete a pensar ¿Hay algo que quisieras hacer porque antes lo hacías, porque querés o porque te gusta y “no me dejan”?

Partiendo del hecho que todos somos iguales -y si no atenta contra la moral, salud o buenos principios- cómo es que alguien puede sentirse superior a quien supuestamente es su amigo, novia, esposo o lo que sea para decidir con quien sale, habla, como se viste, como se ríe, qué come, qué hace o deshace.

Si vos no te tenés amor propio y no te aceptás y querés como sos, obviamente no lo reflejás y no podés pretender que alguien te acepte o quiera si vos mismo no te hacés respetar aceptándote y queriéndote como sos y mucho menos abriendo portillos para que alguien más te cambie bajo su propio y egoísta concepto de cómo deberías ser.

No, vida solo hay una y si tenemos alguna situación de un ” no me dejan” es cuando yo les digo que empiezen una “Rebelión de Amor Propio”:

✨Amate como sos

✨Mostrate como sos

✨Lee lo que querás

✨Andá a donde querás

✨Comé lo que querás

✨Amá lo que querás

✨Hacete escuchar

✨No sembrés rencor en tu corazón

✨Y siempre mantené tu mente y corazón abiertos.

Porque cuando uno se quiere y se acepta con convicción, sabe lo que quiere y cómo lo quiere, la vida se simplifica: tenés mas estabilidad y menos autosabotaje, te volvés más estable, más feliz, más atractivo y si “vos estás con vos” no hay nada ni nadie que pueda en contra tuyo.

Ya vieron, me pasó a mí: Yo tengo claro que no quiero un hombre ordinario conmigo y también ¡quiero poder respirar!…él no quería una mujer que respirara por encima de sus deseos.

✨Princess 1- Cristiano Ronaldo 0✨

Mercurio Retrógrado

Puede que este sea el post más random y sin sentido que he escrito en mi vida.

Parte de haber sacado LTME obedece a dos propósitos: uno creo firmemente que mi misión en este mundo es inspirar almas- lo he dicho miles de veces, así sea una al día- y dos como un medio de “desahogo” personal cuando tengo un colocho en el corazón o en la cabeza. Hoy escribo- o tecleo que es lo que yo hago- por el segundo.

Almorcé con una amiga a quien adoro. De esas almas transparentes y auténticas con quien hice click desde el día uno, al primer segundo que nos vimos. Cada vez que nos vemos -así sea en el plano profesional o personal- nos atropella la estupidez y nos volvemos tan “básicas” que es inevitable aún días después, reirme sola de solo acordarme de algo que hicimos, dijimos o nos pasó porque por lo general algo EPICO sucede.

Esta vez no fue la excepción y tuve que llegar a bombearme con el medicamento del asma cuando me dejó de vuelta en la oficina porque literalmente me ahogué de reirme tanto.

Hablamos miles de babosadas y cosas sin sentido pero ¡ja! también tenemos nuestros lapsus de profundidad y reflexión.

En ese lapsus hablamos de la muerte de mi papá, de la muerte de su suegro a quién amó profundamente, de las falsas amistades- full material para otro post- de una situación por la que ella está pasando y un tema en particular que en mí, remueve hasta la última fibra de mi corazón.

Y la verdad es que el día había empezado a las 5:45am con ese mismo tema en un chat con mi sobrina Nana. ¡Fok! “Que coincidencia” pensé y me terminé de descomponer del susto cuando ví la fecha: 12 de Marzo… yo sé que solo yo voy a entender esta parte.

Cuando le dije a ella que este día me había pasado 1+1+1+1 y que ¡Mierda! Eso suma infinito- advertí que este post no tenía sentido- ella me dijo “No hay coincidencias en esta vida, Dios siempre está detrás de todo”

Después volvimos a bajar a nivel “básico” y hasta ¡con San Martín de Porras nos topamos!

Pero bueno, después de trabajar super fuerte y concentradititica toda la tarde, cuando llegué a montarme al carro en la noche me desbaraté… creo que lloré casi tanto como en la vela de papi y no fue hasta que me tranquilicé y analicé esa frase – “No hay coincidencias en esta vida, Dios siempre está detrás de todo”- y me brincó a la mente la teorīa de la sincronicidad de Carl Jung – lo advertí, este post es confuso- pude tranquilizarme y medio acomodar todo lo que tenía en la cabeza y el corazón.

Ok, Dios está detrás de todo y según Jung y la sincronicidad, existen acontecimientos que no se pueden explicar pero que de alguna manera hacen sentido… “coincidencias” con sentido.

Y a eso se resume todo mi colocho sentimental, por las “coincidencias” con sentido que me habían pasado ese día y súmele también que Mercurio está retrógrado- no se que pasa pero siempre es culpa de Mercurio retrógrado- y que tengo ya una semana de no comer chocolate por mi ayuno de Cuaresma… todo mal y cada vez más confuso.

¿Cuál es el mensaje detrás de tanta babosada que he escrito -que es obvio- que si no he podido terminar de acomodar el alma y el corazón menos escribirlo?

Cuando nos sucede una serie de eventos sincronizados, no es más que una manera en que Dios- el Universo- nos envía un mensaje para empujarnos en la dirección correcta. ¿Tenemos a alguien en la cabeza? ¿Sale en el radio esa canción? ¿Sobre la nada nos mencionan algo? ¿Soñamos x situación? Y todo absolutamente todo de un momento a otro está relacionado.

¿Me estarán dándo algún mensaje? ¿Alguna guía? Sí, porque nada es casualidad. Todo obedece a un Plan Perfecto en un tiempo perfecto.

Y ese Plan Perfecto es encaminarnos mediante esos eventos – ¿ o energías?- a esa dirección correcta, a servir alma, cuerpo y corazón. Es como una revelación Divina que nos va guiando hacia donde debemos estar. Es una oportunidad de definir lo que queremos y definir nuestras intenciones, Es cambiar nuestra energía para atraer lo que queremos pero dejando ir, sin forzar nada solo dejando que la magia suceda.

¡Maten a esa loca! Pensarán algunos…pero solo aquellos quienes nunca han vivido el más increíble descubrimiento por medio de una “casualidad”, en que un hecho afortunado dio lugar a desencadenar un acontecimiento espectacular … esos son los que no me van a entender… los que sí me van a entender, es porque han experimentado algo maravilloso que surgió sin buscarlo y marcó sus vidas para siempre…repito, esos sí me van a entender.

Las coincidencias como tales no existen… todo está escrito y lo que ha de suceder sucederá y lo que no… pues no… pero hay que dejarse guiar por esas “señales” y pedir de la manera correcta guía y que si algo tiene que pasar, sea en perfecta armonía con el universo.

¿Sos de los míos o quedaste más detrás del palo?

¿Has experimentado situaciones en que vos te preguntás ¿Qué me querés decir? ¿ Qué tengo que hacer? ¿Has vivido situaciones maravillosas sin haberlas buscado?

¡Contame! Al rato entre todos los loquitos que tenemos anhelos en el corazón y sentimos ese llamado a cumplirlos nos podemos iluminar.

Si no, nada pasa… me dicen ¡Hola Ana! y un gif… ¡y ya! Con solo eso me sentiré acompañada en lo que se manifiesten las respuestas para mi alma y mi corazón.

Pd… lo advertí… al rato ¡solo yo entenderé este post!

Y como nada hace sentido, va esta foto que talvez en lo único que hace sentido es que hoy me vine a Pilates a ver si se me despejaba un poco la mente y el corazón🙌🏻

Como menú de restaurante chino

Y entonces sucedió… Ayer estaba viendo una foto que me tomé esta semana y pensé que realmente era la foto mía que más me gustaba… y eso que ¡me tomo mil fotos al día!.

Al día de hoy tengo 38,420 fotos en el teléfono donde probablemente en el 90% salgo yo: sola, selfie, tomada por alguien, con mis hijos, mamá, papá, hermanos, todos juntos, por separado, amigas, con Yoda, con Marce, con Nati, en la playa, en pilates, en el carro, en el trabajo, comiendo…en fin sí, amo documentar todo mi día, ¡todos mis días!

Pero más allá de esa obsesión, esa foto – que es la que ilustra este post- me la tomé mientras hacía la fila de carros para recoger a mis hijos en la escuela.

Mi día había iniciado a las 5:30 am levantando a mis hijos para ir a la escuela. Mientras me lavaba los dientes, aproveché y rezé al mismo tiempo que con la mano desocupada le ponía colonia a Alessandro, ¡nada mejor que un hombre que huela rico y desde chiquitico! Salimos de la casa a las 6:35am para que no nos agarrara la presa y una vez que los dejé, me fui a mi clase de pilates a que mi entrenador Mike me destruyera con sus inventos de hacer una clase de Reformer con una liga en las piernas…. aunque he de admitir que amé esa liga y quiero una para andarla ¡todo el día!.

Salí de pilates y pasé como todas las mañanas por mi Vanilla Latte con dos de azúcar que es realmente cuando me despierto… otra adicción que necesito como para cuando “it hits” decir “¡buenos díasss mundo!”

Llegué a mi casa, me bañé en 5 segundos y así con el pelo chorreando agua, me avisaron que ya había llegado el fontanero. Tenía una fuga de agua en mi casa y al paso que iba el medidor, solo empeñando un riñón iba a poder pagar el recibo del AYA.

Solo la pregunta de “¿Dónde está el tanque de captación?” me mató tres neuronas- solo entendí la palabra “dónde”- y después de abrir 25 tapas por toda la casa finalmente lo encontré. Ya para eso eran las 8:40am y con un “Queda como en su casa pero encuéntreme la fuga” me fui soplada para la oficina mientras hablaba por teléfono con mi mamá y me tomaba de camino mi batido de piña, limón, jenjibre y pimienta cayenne… al tercer trago se me incendia el cerebro y me termino de avispar para sobrevivir el día.

Tenía mi mañana mega planeada- otra obsesión, porque necesito planear y tener todo bajo control- pero, a media mañana me atravesaron una reunión y al carajo el planning. Salí de la reu a medio día y ¡corra!, móntese al carro y vaya a recoger a los chicos a la escuela porque salen a las 12:05.

En la fila de carros de la escuela me tomé la foto para un Ig story de mi perfil personal con la leyenda de “Hoy no me pude ni peinar, ni maquillar, ni hacer todo lo que tenía que hacer en la mañana, pero “embrace impact” con una sonrisa”

Recogí a mis hijos y los fui a dejar donde mami. Ahí me tragué literalmente el glorioso almuerzo que me tenía preparado: pescadito, ensalada, huevos rellenos y arroz… nadie, absolutamente nadie ¡hace el arroz como mi mamá!

De ahí vuele a la oficina de nuevo que tenía reunión a la 1:30… la tarde transcurre entre reuniones, hacer una presentación para el día siguiente, redactar cuatro briefs de agencia, contestar correos, tocar base con mi equipo, presentar un proyecto maravilloso, tener una llamada de status y en el interín ayudar a Luciano con una parte de la tarea que no entendió…por video llamada.

6:20 pm saliendo de la oficina en Lindora y tengo que volar porque tengo que llevarlos a entrenar futbol: uno va de 7pm a 9pm y el otro de 7pm a 8pm. Tengo 40 minutos para recogerlos y llegar a tiempo. Rezo de camino y mándo ángeles que me dispersen cualquier presa y ¡Oh wow! el peaje de Escazú como si fuera “El día después de mañana” sin un solo carro. No sé como, pero llegamos a las 6:55 al entrenamiento. Mientras uno entrena una hora más, llevo al otro donde mami de vuelta y aprovecho y me como una deliciosa ensalada de capas que me dejó mi hermano -que es de lo mejor que he probado en mi vida- mientras pienso en una propuesta de una fiesta que nos pidiéron organizar en As You Wish.

Terminó el entrenamiento y 9:30 pm estábamos en la casa. Dieciseis horas después por fin me podía quitar los zapatos y tirar el brassier-uno de los mejores placeres diarios es deshacerme de esa cosa que me estorba terriblemente, ¡lo odio! y a quien lo inventó también- ponerme la pijama, rezar y caer muerta…. ¡Mierda! Todavía no porque necesitaba buscar un objeto cilíndrico para una tarea.

Ese es un día típico de una mujer. Súmele las mil preguntas de “¿dónde está…?” , los whatsapps de “vos que todo lo sabés…?”, pasar al super, y para no hacer el post más largo mil y una cosa más a la vez que suceden en un mundo paralelo a todo lo mencionado en este post.

Entonces sí, no es que los hombres no hagan nada, por el contrario mucho hacen también… ¡pero cositas de una en una! Solo las mujeres tenemos la capacidad de estar en mil cosas a la vez sin perder el foco de ninguna, hablando, escuchando y pensando al mismo tiempo y además ¡sonriendo!

Y me quedó de perlas porque hoy Día Internacional de la Mujer, a pesar de que es una fecha que celebra la igualdad y la lucha por tener los mismos derechos, yo aprovecho para felicitar a todas aquellas mujeres que como yo, si tuviéramos que enumerar todo lo que hacemos en el día y todos los roles que tenemos que jugar, pareceríamos el menú de un restaurante chino: con una lista interminable enumerada del 1 al 2020.

Mi consejo: disfruten cada minuto porque esta locura y esta adrenalina es lo que nos mantiene vivas. Manténgase reales no perfectas, admiren y no critiquen a otras mujeres, denle valor a su tribu de amigas, sonríanle a las desconocidas, celebren los atributos y triunfos de otras… apoyémonos, querámonos y respetémonos entre todas, porque sin nosotras ¡el mundo no caminaría y sería aburridísimo!

¡Feliz día!

“Con capacidades románticas diferentes”

El otro día un amigo me mandó un mensaje y me puso: “Pensé en vos” y me adjuntó un meme que decía: “Seamos inclusivos: este 14 de Febrero no digás “persona sin pareja”. Utilizá “persona con capacidades románticas diferentes”.
En algún momento de mi vida lo hubiera mandado para el carajo y hubiera llorado 15 días sin parar pero hoy pienso muy diferente y me hizo mucha gracia como me “etiquetó”.
Si, es ciertísimo: hoy me hubiera encantado que me despertaran dedicádome una canción, un mensaje interminable de amor, que me hubieran besuquiado hasta el cansancio, me hubieran regalado chocolates, flores, ir a comer a un lugar mega cool y obveoooo un regalo espectacular…si no es pedir mucho en cajita chiquitica…ojalá pantone 1837…y que me hubieran dado la oportunidad de empalagar por 24 horas con todo mi amor.
Pero no, yo soy una persona con “capacidades románticas diferentes” ¡Plop!
Si ven como yo me defino de acuerdo a lo que me gusta y a como yo me veo, en todas mis descripciones sale -sí, sï lo obvio: amante de las calaveras, bla,bla- pero nunca falta ” Romántica sin Remedio” Y es que cuando Dios me hizo, se le fue la mano en esa parte recontramega amorosa del amor: soy pega, chineadora, amo que me amen, soy especial, creo en el poder de los abrazos, en los besos memorables, en que cuando estoy con alguien,  esa persona sea el centro de mi universo… pero de nuevo, soy una persona con capacidades románticas diferentes (de ahora en adelante PCRD ¡para no cansar con la frasesita!).
Entonces, enfocándome a lo que me inspiró a escribir hoy… ¿que vamos a hacer hoy nosotros los PCRD?
Talvez…no lo necesitábamos el día de hoy… aquí todos los PCRD se ponen de pie, hacen la ola, y gritan ¡PREACH!
En mi caso, cuando he estado con alguien reeee enamorada, siempre traté de que los 365 dïas del año fueran días llenos de amor y cosas especiales, entonces en este caso,  un Día de “San Galletín” sola no va ha matame… ¡Claro! dirán los amargados que solo buscan la sal en la herida, “¡Está sola! por eso lo dice!” Y bueno pues sí, en cierto tono de resignación …¡nooo me quedaaa de otra!.
 Pero volviendo al optimismo de no tener que hacer el día especial para nadie, que tan cool es tener la oportunidad de hacerte el día especial ¡a vos! ¡Ja! si approach es un toque “forever alone…but not for so long!”
Celebremos hoy los PCRD lo maravillosos que somos!
Hay varias cosas que podés hacer:
1- Ponete frente al espejo y antes de convertirte en PCRD algün piropo te debieron haber dicho. Hacé memoria…quedate viéndote al espejo y decí “¡Oh mi Dioooos! de verdad que tengo los ojos más maravillosos, expresivos y brillantes del mundo mundial”. Subite el auto estima. Uno se tiene que querer primero -muchísimo-  para después dejar entrar a tu vida a alguien que te quiera mucho también.
2- Pensá cuánto hubieras invertido en ese regalo especial si hubiéras tenido a tu “media naranja” y comprate todo ese presupuesto para vos, todo lo que te alcance, sin misericordia, así no te rinda la quincena hasta el pago del 28 de Febrero y tengás que almorzar galleta de soda, Febrero es un mes cortito, nada pasa. Todos tenemos algo que hemos querido desde hace tiempo, andá y te lo autoregalás… que lo diga mi socia,  que casi se destornilla de reírse de mis muchos “auto regalos de amor” que me compré y bueno… también del paquete de galletas de soda en mi cartera.
3-Meditá…con un chocolate gigante. El chololate es serotonina…¡PUM! Felicidad instantánea. Apagá las luces, prendé incienso o una candela y empezá a pensar el el amor, en el amor que te merecés, en el amor que querés en tu vida, en ese amor que ya viene de camino y agradecé por eso. Luego hacete un buen playlist y escuchalo. El mío ya está listo para hoy y es el de Luis mi Rey, no para llorar sino para ir practicando para el concierto!
4-Talves no tengás pareja pero sí amigos, familia, muchas personas especiales en tu vida… y entoces ¡ya encontraste con quien celebrar!
Así sea viendo Netflix en pijamas comiendo pizza, lo que importa es el sentimiento de estar en pijamas viendo Netflix y comiéndo pizza con alguien especial. Ese es el camino del autoengaño feliz. Si te frikea la fecha y estar solo, pues buscate a alguien y hacé plan… ¿que sí ya es muy tarde porque ya hoy es 14? ¡Naaaah! Cuantas veces los planes inesperados, los de última hora, son los que nos han dado los mejores recuerdos de nuestras vidas….
Celebrá una fecha que celebra el amor y ¡hay muchos tipos de amor!
Ahora… Plan B si sos PCRD pero estás destruido emocionalmente: Escribí una carta, sin pensarlo,  de cómo y porqué estás destruido y sin leerla la quemás…¡Ciao! liberación y desahogo total y sí… pedite la pizza para vos solo porque te la merecés… ¡buen trabajo!
Si no dejás de pensar en esa persona que te hizo feliz en algún momento de tu vida, si no podés dejar de pensar un día en ella y caíste en cuenta que nunca vas a encontrar a nadie igual porque nadie te llena como ella, respirá hondo y ¡dale! ¡Buscala! Vida solo hay una y no hay que vivir con un incierto “what if” sino con un gran emocionante “Hell yeah! Más si es en el amor.
Y Plan C para los que están re enamorados: Recuerden que el amor no es cosa de un día. Hoy sí, celebren, abrácense y díganse cosas lindas. pero el amor no es lo que se ve, es lo que se siente, es un proceso vivo de todos los dïas, es lo que te da fuerzas para levantarte cada dïa y ser una mejor persona, es sentir esa locura, es esfuerzo, es cumplir promesas, es ser cómplices, es saber que el brillo de los ojos de esa otra persona es por vos y así como lo dije en un post de hace poquito, es estar con esa persona que hable tu lenguaje y no tener que pasar toda una vida traduciéndole el alma a nadie…es algo sin esfuerzo que simple y sencillamente nace, se siente todos los dïas y nunca muere.
Entonces si sos PCRD, Plan B ó Plan C, no importa hoy es un día que se respira amor por todo lado, aprovechalo con cualquiera de las propuestas y etiquetá a todo el que podás,  para que no se te pase el día y podás decirle hoy a todas esas personas especiales de tu vida ” Heyyy feliz día” y un mensaje desde el fondo de tu corazón.

La mejor lección que la vida me ha dado.

No había tenido ni tiempo ni voluntad de hacer mi “Vision Board” del 2019 y este fin de semana pasado le entré. 
Inicié revisando el del 2018 y me llevé una gran sorpresa: de cinco objetivos que me había planteado – y objetivos de vida super agresivos y grandes- había logrado cuatro… “¡Oh wow!” pensé en mis adentros y me sentí tan gata y feliz. 
El objetivo que creía imposible de lograr en un año -porque era en mi mente dificilísimo-  fue el primero que logré para asombro mío. No fue fácil, fue el más sacrificado de todos y ya ven,  el que más bien ni creía poder lograrlo y mucho menos en un año, fue el que logré más rápido.
La verdad es que de los cinco objetivos, cuatro estaban en mis manos y uno no dependía del todo de mí y bueno ¡oh gran lección!: los que yo podía controlar, pulsiar y dependían solo de mí,  fueron los que pude lograr y superar.
Eso solo me reforzó lo que decidí y aprendí hace unos años: mi única competencia soy yo…. en todo…no hay nadie más.
Cuando aprendí a concentrarme en mí y dejé de ver para los lados, fue que empezaron a fluir las cosas en mi vida, fue cuando empezé a lograr cosas. Hoy mientras me definía para este 2019,  ahí estaba ahí yo de nuevo, de nuevo es Ana Casafont contra Ana Casafont.
Ya hice mi board para este año y ¡que felicidad! Sé muy bien que este año también lo voy a lograr. 
Si querés saber si lo vas a lograr también vos, es muy sencillo: dejá de ver para los lados, dejá de compararte, dejá de vivir en función del mundo.

¿Cuáles lecciones han sido claves en lograr mis objetivos?

Yo no espero nada de nadie, sin expectativas no hay más desilusiones. No miro para atrás ni siquiera para repasar lecciones, controlo mis pensamientos y sé que el pasado y el futuro por el que me preocupé o podría preocupar,  no existen más que en mi mente y es solo la falta de control de los pensamientos lo que angustia:  por eso vivo en el presente y así me libero de mi imaginación sobre actuada.  
Sonrío todo lo que puedo, soy yo misma,  medio burra o loca pero soy yo. Mientras más auténtica más realizada, sencilla, sin poses ni falsedades.
Amo con todo mi corazón y a todo el que se deje y sí, amo más de lo que pueda recibir a cambio y aun sabiéndolo,  amo de igual manera. 
Sueño con los ojos abiertos a penas puedo y espero poder cumplir cada locura que se me ocurre, porque son millones de sueños los que me mantienen despierta y vivo sin miedo porque confío en que realmente, puedo hacer todo lo que mi corazón anhela.
Soy paciente en cumplir mis metas y confío en mis procesos,  porque todo lo que he pensado para mí, ya viene en camino y eso me da paz y la Fé de saber que debo de ser fuerte y debo de continuar creyendo en mí:  todo lo que me va a suceder,  será por mí. 
Sé que está bien que diga no, que cancele planes cuando no quiera, que quiera estar sola a veces, que me dedique tiempo  o no tenga ganas de hacer nada , está bien hablar o quedarme callada, está bien dejar ir. 
Anhelo encontrar esa persona que hable mi lenguaje y no tener que pasar toda una vida traduciendo mi alma a nadie. Sé que soy magia y no, no voy a pedir disculpas por el fuego que hay dentro de mí.
Soy la mejor en mi trabajo porque creo en la pasión de lo que hago. Hago y repito todo lo que me llena el alma y alimenta mi cuerpo como mis clases de pilates y quien quita que me meta a clases de canto para profesionalizar mis videos de mis IG stories, ja!- Soy la mamá más cool que existe, la mejor y maś amiga de mis amigos, la hija que cualquier mamá se desearía, la hermana más hermana de los hermanos , la mae más linda y agradecida del mundo… pero todo dentro de mi mundo.
Y lo más importante: soy feliz y hago todo lo posible para que mis días se llenen de momentos que me den felicidad porque eso es lo que me ayuda a decidir que tipo de vida quiero y a partir de ahí, a decirle no a todo aquello que no encaje en mi definición de felicidad. 
¿Ya te pusiste a pensar?
Empezá a enfocarte un poco más en vos mismo y a dejar de preocuparte por lo que tienen o son las personas a tu alrededor. Eso es cool. Tu competencia no son otras personas, tu competencia es tu ego, el negarse a conocerse, son los comportamientos negativos y la conciencia de continuar alimentándolos.
Dedicá un día a limpiar tus espacios, comé lo que te gusta, escuchá música y cantá hasta el cansancio, encendé una candela, tomá mucha agua, dormí bastante y respirá…y una vez que estés feliz con todo eso,  empezá a definir tus objetivos para este año, empezá a competir contra vos mismo para ser una mejor versión de vos.

Así vas a llevarte una sorpresa y a tener también la mejor lección que la vida te puede dar: sos vos contra vos y nada más.

BRAVE

Hace un año, cuando elegí mi palabra clave para este año 2018, elegí “Brave”. Por dicha no elegí “Gallina” porque ¡me hubiera ido como un quebrado!

Tengo varios años de escoger una palabra que me ayude a definir mi año, a guiar mi propósito. No es algo que hago al “bateo”, no sé cómo pero me “nace”.

Si por la “víspera sacaba el santo” todo apuntaba a que iba a tener un año en que iba a tener que ser valiente y ¡Yisus da Lord que no me equivoqué!

Hoy puedo decir que me siento orgullosa de haber sacado varias veces fuerza de donde ya no tengo y he tenido que tomar “el toro por los cuernos” y hasta como por ahí dicen “bailar con la más fea” – ¡puede que este sea el post del record de los dichos!- pero siempre tuve un norte gracias a mi palabra del año: siempre tuve que ser valiente. Me quedan veintisiete días y espero que la valentía no se me termine antes… ya está casi en “empújela”.

¿Definís vos una palabra para tu año?

Es una práctica que me parece súper cool. Solo tenés que pensar en esa palabra que querés sea el “ancla” de tu año: lo que te mantenga enfocado, que te recuerde tus prioridades y propósitos:

✨¿Cómo querés que sea el look and feel de tu vida?

✨¿Cómo podrías aplicar esta palabra en todos los aspectos de tu vida?

Si pensás honestamente en qué te salió bien y qué no te funcionó este 2018, probablemente ya sabés lo que querés para el 2019 y tu palabra fácilmente ¡te brincará en la cabeza!

Este año no termina sin que me haga un tatuaje nuevo ” With brave wings she flies” porque sí, me ha tocado volar con alas valientes y así sobre la nada me acaba de llegar mi palabra para el 2019: FEARLESS porque en todo este vuelo he aprendido a que sigo aprendiendo a no tener miedo y recibiré el 2019 con una Fé más fortalecida, un ego más disminuido, una gratitud inmensa y como me dijo alguien a quien adoro “happy but not giving a fuck”.

✨Contame si te parece cool escoger una palabra para vos ✨

Y no te olvidés seguir mi día a día en mi Instagram https://www.instagram.com/lifethrumyeye_by_ana_casafont

Y si crees que mi narración puede ayudar e inspirar a más personas, por favor, nada te cuesta compartirla. Yo más que feliz de ayudar a que seamos cada vez más quieres vibremos positivamente en este mundo. Y no te olvides de darle un “me gusta” a esta página para que me puedas seguir leyendo.

Las montañas no se levantan sin un terremoto.

Llorar duele mucho. Que mal cuando estamos felices y tranquilos y nos dan una mala noticia.
Yo literal siento que el mundo me da vueltas y bueno la primera reacción es llorar. Llorar para empezar a buscar respuestas, para ver para donde agarrar. Es una reacción natural sin embargo, llorar duele mucho…es mejor sonreir.
¿Y cómo es que se me ocurre sonreír en medio de tanto dolor?
Entendí que el miedo, la angustia, la incertidumbre y la ansiedad no me llevan a nada bueno.
Si analizamos al  miedo, solo la palabra da miedo. Basta que dejemos que nos domine y ya nos llevó puta.
Como reacción de supervivencia, el miedo es natural y acciona mecanismos de defensa: aquí si es válido sentirlo. No es sensato ver que nos va a comer un cocodrilo en Tárcoles y a pura buena vibra pensar que lo vamos a  ahuyentar… ahí si ¡panikéese!, libere toda la adrenalina que pueda, corra, rece y bueno nada más.. porque nada más servirá si es no te querés convertir en ceviche para cocodrilo en tres… dos… ¡uno!
 Pero cuando el miedo es provocado por una situación que nos da incertidumbre, tristeza, ansiedad, el poder de la mente debe de entrar en acción.
Y esto porque el miedo paraliza y abre puertas que no queremos abrir. 
No es que yo sea una gata en dominar el miedo, pero no dejo que me venza. Ahorita estoy pasando una situación que me podría tener paralizada, como la mismísima garrotera del Chavo del 8, pero ¿qué estoy haciendo para sobre ponerme, seguir adelante y esperar lo mejor?
1-Me concetro en el hoy: Cuando me concentro en el presente, no le doy poder al miedo. Un día a la vez: vivir en el presente puede ser tan fácil como simplemente respirar y vivir el momento. No puedo sacar conclusiones ante la incertidumbre -no soy adivina- y más bien estaría visualizando situaciones negativas y declarándolas al Universo y eso es lo que no quiero.
2- Practico Gratitud: Cuando tengo miedo, simplemente pienso en las razones por las cuales estoy agradecida. Mis bendiciones siempre superan mis temores, entonces me trato de enfocar en lo que me hace sentir viva… y no muerta de miedo.
3- Reemplazo: Cada pensamiento negativo de ansiedad o temor lo sustituyo por uno positivo de la situación. Todo es un balance y lo malo, malo, no siempre es del todo feo, algo bonito tiene: algún aprendizaje, me permite encontrar fuerzas de donde ya siento que no tengo, me acerca a personas a quienes quiero, me permite poner en perspectiva mi vida y de nuevo re asignar prioridades.
4-Tomo acción: Soy una persona que toma acción y sé que los miedos son creados en mi mente y son simplemente miedos,  que están ahí esperando hacer mi realidad más miedosa de lo que realmente es. Hay que debilitarlos y la mejor manera es no darles importancia -así se hacen chiquititicos- y la mente se aclara para poder pensar bien las cosas.
5- Sonrío más: No pierdo mi sentido del humor, reírme es mi principal aliado, me ayuda a mantenerme optimista y enfocarme en lo positivo. Así sea cantar en el carro-lo cual me hace muy feliz- salgo y me voy a dar una vuelta sin rumbo, solo para poder cantar.
6- Reconozco que no soy perfecta: No tratro de controlar las situaciones pero sï las emociones. Obvio que sí, tengo mil momentos de deseperación, de dolor, de angustia. Pero ¿quién no cuando está sufriendo por algo? La diferencia es que trato de actuar lo más normal posible. Tengo mil cosas que hacer y no me puedo echar a morir…solo a ratitos. Por un lado creo que si mi inconsciente me ve “normal” va a decir ” ¿diay? ¿a esta que le pasa?” y va a dejar de joderme con los peores escenarios mentales posibles… como quien dice “me hago la chancha” conmigo misma!
7- Rezo: Pongo todo en las manos de Dios y de nuevo le pido que me lleve alzada. Si no puedo controlar la situación, se la entrego y listo. Él sabrá que hacer y a mi me da paz pensar que ya no está en mis manos. “Con la Fé llega la Esperanza”, eso lo tengo tatuado en mi antebrazo izquierdo y es uno de mis principales recordatorios de vida.
No sé que va a pasar mañana…pero solo puedo esperar lo mejor y por eso, si estás como yo- a veces con ganas de salir corriendo y de no hablar con nadie- date ese momento: porque ser humano es sentir, sin olvidarse que también lo es ser resilente y aprender a adaptarse a las situaciones y a superar la adversidad.
Y lo más importante, nunca hay que perder la esperanza, una persona optimista es aquella que espera que ocurran cosas positivas porque las situaciones difïciles, solo nos hacen salir adelante en la vida mucho más fortalecidos.
No crean, tenía más de un mes de no escribir, pero hoy necesitaba escribir para leerme…
Y no te olvidés seguir mi día a día en mi Instagram https://www.instagram.com/lifethrumyeye_by_ana_casafont por ahí en mis Ig stories ¡canto bastante!

Y si crees que mi narración puede ayudar e inspirar a más personas, por favor, nada te cuesta compartirla. Yo más que feliz de ayudar a que seamos cada vez más quieres vibremos positivamente en este mundo. Y no te olvides de darle un “me gusta” a esta página para que me puedas seguir leyendo.

Palo Santo

Ayer entre esas cosas random que a uno le salen en Instagram, me encontré esto: “Has visto lo rápido que se fue este año? Pues deberías de dejar de jugar con tu vida”

Y sí, este año se fue volando… yo no sé que pasó, pero a mí las horas, los días , las semanas, los meses se me han ido rapidísimo… ¡por dicha! Ha sido un año muy cargado de “energías diferentes” por así decirlo, un año pesado pero que ha la vez no puedo estar más que agradecida…de que termine… ¡jajaja! No mentira, a pesar de que ha sido duro, no me han faltado bendiciones y he aprendido y crecido mucho como persona, pero sí creo necesario apurarse a prepararse en estos dos meses para poder empezar a recibir el 2019 bien preparados.

Más que comerse las 12 uvas a media noche, para mi un cambio de año no lo veo como “borrón y cuenta nueva” del todo. Para mí, ese “borrón” es un porceso contínuo de crecimiento, pero sí “intensifico” medidas por así decirlo en el último trimestre del año.

Hace un año escribí la saga de “Propósitos y Prioridades para Mente, Cuerpo, Alma y Relaciones” donde les daba ideas de objetivos a plantearse para ser una mejor persona integrando esas cuatro áreas a sus objetivos y llenándolos de gratitud y felicidad. Si nos los leyeron los pueden buscar entre mis posts, porque hoy me voy a enfocar en qué estoy haciendo- y deberíamos hacer todos- para por así decirlo “limpiarnos” y empezar el 2019 como recién bañaditos:

1-Limpiá tu entorno: ¿Cuántas personas tenemos a veces a nuestro alrededor que solo sirven para mortificarnos la existencia? ¡Uff yo diría que muchas!. Personas que constantemente nos roban la paz y la energía, que no son sinceras, se empeñan únicamente en criticarte y ahí seguimos de nejas aguantando sobre la nada. ¡Nop! Si alguien no te aporta y no te suma “Ciao, gracias por todo” No hay necesidad de pelear con nadie, es mejor alejarse silenciosamente y ya la vida se encargará de devolverle a esas personas con la misma moneda los malos ratos que te hizo pasar. Uno es quién permite que esas cosas le afecten, pero cuando ya el reflejo de las inseguridades de este tipo de personas se vuelve “personal” contra uno, ¿para qué seguir poniéndose para que le den? En definitive esta es una “limpia” que hay que hacer. Revisá tu círculo, identificá quien es tu tribu, quedate con ellos y alejate de quién te joda o te quiera perjudicar.

2-Limpiá tu organismo: Vienen épocas duras ¡calöricamente hablando! A partir del primero de Diciembre se disparan las cenas, reuniones, cafés, desayunos, almuerzos y todo gira en torno a la comida. ¡Clarooo! Comer es felicidad y más si es para celebrar y pasarla bien en las épocas de fiesta. Entonces yo ya empezé a prepararme: metí un día más de ejercicio, cambié Ia receta de batido verde -porque sinceramente me tenía cansada el que tomaba-, me pienso portar bien estos dos meses con las comidas, voy a hacer un detox de jugos, en fin todo lo que sirva para poder después en Diciembre “embrace impact” y que no sea tan terrible en Enero cuando uno se pese el primero.

3-Limpiá tu closet: Yo me muero de solo pensar en toda esa gente que no tiene casa y tienen que dormir en la calle con esos fríos que hacen en la noche. Yo la verdad, es que he aprendido que uno no necesita taaantas cosas en el closet y hay personas que realmente lo necesitan más que uno. Revisá tus cosas y si hay algo que no has usado en los últimos dos meses, la verdad es que no te lo vas a poner más y es una excelente oportunidad de regalárselo a alguien.

4- Limpiá tus energías: de nada te sirve bańarte en la mañana y alistarte super cool si no tenés un balance entre tu cuerpo, mente y alma. Yo noto ese desbalance en mis ojos. Usualmente me “cambian de color” dependiendo de mi estado de ánimo y bueno he andado medio tristona últimamente y los tengo oscurititicos. Entonces redoblé las meditaciones, los momentos míos para recobrar esa paz espiritual, repetirme que nada sucede en “mis tiempos”, me estoy acostando a dormir más temprano, y tengo sesiones intensivas de “Palo Santo”.

El quemar Palo Santo-como si fuera un incienso- sirve para que su maravilloso aroma no solo mejore nuestra capacidad de meditación y concentración. Sus propiedades naturales se liberan en un humito maravilloso que purifica no solo los espacios, sino también a las personas, al mismo tiempo que elimina las energías negativas y atrae energías positivas.

Aquí te dejo una serie de afirmaciones positivas de Louis Hay que podés hacer mientras disfrutás el aroma del Palo Santo, para que podás cargarte de energía de la buena a tu alrededor:

💫El amor de mi corazón inunda alegremente todo mi cuerpo.

💫El pasado ha terminado, ya no tiene poder en el presente. Los pensamientos que tengo ahora crean mi futuro.

💫Estoy dispuesto a curarme. Estoy dispuesto a perdonar. Todo está bien.

💫Cada día me ofrece una nueva oportunidad. El ayer ya ha concluido. Hoy es el primer día de mi futuro.

💫No puedo cambiar a otras personas. Dejo a los demás ser como son y simplemente me amo tal como soy.

💫Abandono todo el miedo y la duda; la vida se vuelve sencilla y fácil para mí.

💫Dejo ir toda la negatividad que hay en mi cuerpo y mi mente.

💫Cierro los ojos, tengo pensamientos positivos e inhalo y exhalo bondad.

💫Tengo la autoestima, el poder y la confianza suficientes para avanzar en la vida sin dificultad.

💫Elijo sentirme bien respecto a mí mismo. Me merezco mi amor.

💫No importa lo que digan o hagan los demás. Lo que importa es cómo elijo reaccionar y lo que elijo creer acerca de  mí mismo.

💫Estoy dispuesto a deshacerme de cualquier necesidad de lucha o sufrimiento. Merezco todo lo bueno.

💫Expreso gratitud por todo el bien de mi vida. Cada día me aporta maravillosas sorpresas nuevas.

💫Merezco lo mejor y acepto lo mejor ahora.

Podés buscar más en internet o mejor aún: hacerte tus propias afirmaciones. Lo importante es que te hablés con mucho amor, te creás esa paz y tranquilidad, te enfoqués en lo que estás afirmando y te visualizés en un mundo -tu mundo- perfecto y feliz.

Yo feliz con mi cadenita de caracolito, ¿vieron que cool? Es de la nueva colección de Lili Belilty que está mega cool, llena de cadenitas para hacer layering de caracolitos, ojitos, estrellas, iniciales… Yo no pude controlarme y ¡me dejé 5 cadenitas!

Podés ver su colección en su página en Facebook

https://www.facebook.com/ lilibelilty/ y también seguirla en Instagram https://www.instagram.com/lilibelilty

En uno de mis Instagram stories de hoy, te explico un poquito como quemar el Palo Santo así es que no te olvides de seguir mi día a día en Instagram https://www.instagram.com/lifethrumyeye_by_ana_casafont

Si crees que mi narración puede ayudar e inspirar a más personas, por favor, nada te cuesta compartirla. Yo más que feliz de ayudar a que seamos cada vez más quieres vibremos positivamente en este mundo. Y no te olvides de darle un “me gusta” a esta página para que me puedas seguir leyendo.

¡Sonreí…Que la vida es muy corta para ser infeliz!

Hoy es el día Internacional de la Sonrisa

Sonreír es como un trademark para algunas personas y yo ¡voy en esas!

A veces se los juro que no tengo ni medio motivo para sonreír, pero igual alguito me encuentro por ahí , de algo me acuerdo y aunque sea, me veo al espejo y sonrío.

Conozco personas que sonríen como dos veces al año y de verdad, ¡yo no sé como hacen! Aunque me imagino que cuando están solillos, también sonríen en el espejo por lo menos para ver que se siente.

Muchas veces les he escrito de las ventajas de sonreír y bueno ¡hoy es un excelente día para darles un refuerzo!

Hay que sonreír para ser más feliz: 

Cuando vemos algo que nos hace felices sonreímos y eso es porque tu cerebro le da la orden a tu cara de que sonría, pero… ¿sabés que esa orden funciona en dos vías? O sea, si sonreís -por más que sea mentira-  el cerebro entiende por ese movimiento de mùsculos en tu cara que estás feliz, entonces cambia su estado emocional e inmediatamente te empezarás a sentir más feliz.

Una buena práctica es apenas, apenas te despertás en la mañana es sonreír y te lo juro que te levantrás más feliz.

Sonreír provoca emociones positivas:

Las sonrisas son contagiosas. Cuando yo veo  a alguien serio y amargado,  lo que me provoca es salir corriendo, ¿verdad? En cambio, si vemos a alguien sonriente, nos da esa sensación de calidez, buena vibra, confianza y cercanía.Hay que rodearse de personas felices, esas que alimentan el alma solo con su presencia, no solo nos hacen la vida más ligera sino aprendemos de ellas porque usualmente esas personas que siempre sonríen son agradecidas con lo que son y con lo que tienen y esa es la vibra que uno necesita siempre.

¿Puede haber algo mejor que estar con esas personas con las que uno se ríe hasta que le duele la panza? No creo. Yo amó mi tribu de amigas light y felices con las que puedo reírme hasta cuando estoy llorando.

Sonreír te hace verte más jóven:

¡Esta es mi favorita y en definitiva así es!. Yo a veces veo mis fotos seria y para nada me gustan, jajaja, parezco como un…pequinés. ¡Hagan la prueba y verán! Las fotos en las que uno sale serio no ayudan en nada, se ve uno como en blanco y negro y no transmiten nada cool, son como blah. Los müsculos que se utilizan para sonreír, le hacen a uno como un “lifting” y se ve uno más jóven ¡patas de gallo incluidas! y eso sí es cool.

Entonces hacé este test: Sonreí y tratá de pensar en algo negativo sin perder la sonrisa… ¿es difícil verdad?

Aùn cuando la sonrisa es forzada, como le envía al cerebro esa señal de felicidad, el resto del cuerpo entiende ese mensaje de que ¡La vida es buena! Entonces a punta de sonrisas mantenete alejado de depresiones, stress y preocupaciones, rodeate de personas auténticas, sonrientes y dedícate a encontrar ¡más motivos por los cuales sonreír!

Yo estuve una semana enferma nivel muñeco voodoo, -hasta tuve dos días en cama con medicamentos intravenosos- pero hoy encontrê desde tempranito mis motivos para sonreír: es viernessss, hoy vuelvo a ver a mis hijos después de 5 días de no verlos y amé mi blusa nueva de calaveras muertas de risa con aquella tela que me habían hecho en Print Atelier. Más tarde me como un chocolate-serotonina directa a la vena- y listo pasaré sonriendo todo el día.

Si alguien me quiere dar más motivos para sonreír hoy, por favor ¡reviéntemelos en la cara! jajaja ¡yo Feliz!

¿Vos que motivos tenés hoy para sonreír todo el día?

Compartí este post hoy con tu mejor sonrisa para decirle a las personas especiales de tu vida el porqué necesitamos estar rodeados de personas felices y ¡fúchila los amargados!

Y no te olvidés de seguir mi cuenta en Instagram https://www.instagram.com/lifethrumyeye_by_ana_casafont

Mi Ángel saluda a tu Ángel

¡Hoy es el día del Ángel de la Guarda y yo no puedo estar más feliz de celebrárselo a mi angelito!

¿No les parece demasiado cool que Dios nos asignó desde que nacimos un Ángel para que nos acompañe los 365 días del año durante toda nuestra vida y hasta que nuestra alma regrese al cielo?

¡A mí sí!

Mi Ángel de la Guarda es mi fiel compañero y amigo. El tiene el script de mi vida desde que nací y me acompaña y ayuda siempre. Cada día que pasa, mi relación con él se hace más fuerte y gracias a Dios nunca me siento sola ni desprotegida. Le consulto muchas cosas, he aprendido a escucharlo, a permitir su guía y bueno, le pido cada favor que a veces hasta risa me da. Como dijo el Papa Franciso “es un amigo que no vemos, pero sí escuchamos”. Tenemos que aprender a escuchar a nuestro angelito, a mí me ha pegado cada salvada que nunca le voy a poder estar completamente agradecida.

Los Ángeles fueron puestos en este mundo por Dios. Una vez que entendemos su presencia en nuestras vidas y más aún la del Angelito de la Guarda, todo se vuelve más fácil.

¿Vos le hablás a tu Ángel? Yo sí, a veces parezco una loca hablando sola y es que vamos en una pura conversadera. Tenés que aprender a sentirlo, a escucharlo, a dejarte guiar por él.

El sábado pasado, con mi familia de Casa de Ángel de Gaby Arrieta, en una Celebración Maravillosa del día de los Arcángeles – que se celebra el 29 de Septiembre- el Padre Estuardo en el Evangelio contó esta maravillosa historia:

“Un dia un angel se arrodillo a los pies de Dios y habló:

Señor, visité toda tu creación. Estuve en todos los lugares. Ví que eres parte de todas las cosas. Y por eso vine hasta Tí Señor para tratar de entender Por qué cada una de las personas sobre la tierra tiene apenas un ala? Los ángeles tenemos dos. Podemos ir hasta el amor que el Señor representa siempre que lo deseamos. Podemos volar hacia la libertad siempre que queramos. Pero los humanos con su única ala no pueden volar. No podrán volar con apenas una ala…Dios respondió: Sí, ya sé eso. Sé que hice a los humanos solamente con un ala…

Intrigado el ángel quería entender y preguntó: Pero, por qué el Señor dió a los hombres solamente una ala cuando son necesarias dos alas para que puedan volar?

Sin prisa, Dios respondió:

Ellos sí pueden volar, mi ángel. Dí a los humanos una sola ala para que ellos pudiesen volar más y mejor que nuestros Arcángeles. Para volar, mi pequeño amigo, tu precisas de tus dos alas. Y aunque libre, tú estás solo. Más los humanos… los humanos con su única ala precisarán siempre dar las manos a alguien a fin de tener sus dos alas. Cada uno ha de tener un par de alas. Cada uno a de buscar su segunda ala en alguien, en algún lugar del mundo, para que se complete su par. Así todos aprenderán a respetarse y a no quebrar la única ala de la otra persona porque pueden estar acabando con su oportunidad de volar. Así mi ángel, ellos aprenderán a amar verdaderamente a la otra persona. Aprenderán que solamente permitiendose amar, ellos podrán volar. Tocando el corazón de otra persona, ellos podrán encontrar el ala que les falta y podrán finalmente volar. Solamente a través del amor podrán llegar hasta donde estoy. Así como lo haces tú, mi ángel.”

¿Divina verdad?

¿Buscás vos complementar tu ala o andás por esta vida viendo a ver cómo quebrás el ala de otras personas?

Sólo cuando practicamos la caridad, el amor, el respeto a las personas, la tolerancia, la esperanza, la empatía, el amor propio, es cuando logramos todo… cuando dejamos de creer que lo podemos hacer todo solos sin necesidad de otros, sin ayudar a otros. Siempre necesitamos otra ala para poder volar, sin olvidarnos que tambien necesitamos esa gran ala mayor.

Llamá a tu Ángel todo el día para lo que lo necesités y verás que nunca te falla. Pedile guía, consejo y ese abrazo cargado de amor y esperanza que solo él te puede dar.

Si querés conocer más del tema podés visitar la página de Casa del Ángel y llevar sus cursos. Son cursos que cambian vidas, enseñanzas de amor que se convierten en un estilo de vida maravilloso. Yo a Gaby solo puedo decirle gracias, gracias eternas por haberme guiado a conocer más a fondo a mi gran compa de la vida.

¡Sonemos hoy campanitas! Y reciban un gran abrazo mío y de mi Angelito de la Guarda.

Cuando le pregunté qué sentía él siendo mi Angelito, me dijo llevate la mano a la frente, cerrás los ojos y ¡me regaló la camiseta de la foto!