Cuando tengo todo excepto a ti. 

Gratitud… Una de mis palabras y filosofías favoritas de la vida. Cuando adoptamos la Gratitud y la convertimos en en un ritual, todas las piezas de la vida encajan como el perfectamente imperfecto e impecablemente desordenado privilegio que es vivir.

  ¡Y yo caigo en cruz cada vez que repito eso!

No podemos negar que cuando expresamos gratitud, empezamos a ver beneficios en nuestras vidas. Es transformar nuestra vida positivamente, es un estado mental en que nos hacemos consientes de que lo que tenemos en nuestras vidas es mucho más importante y valioso que aquello que nos hace falta.

Pero si la gratitud es una virtud tan esencial para tener una buena vida y mejorar nuestro índice de felicidad, ¿porqué entonces no la cultivamos y practicamos diariamente?

  Simple y sencillamente porque nuestro acelerado ritmo de vida no nos permite apreciar las cosas cotidianas por las que debemos de estar agradecidos. No estamos conscientes de que cada segundo cuenta.

 La gratitud es un sentimiento natural del ser humano, pero también es una elección que hacemos. Cuando elegimos ser agradecidos es porque tenemos una disposición a serlo. 

Sin embargo, tenemos la predisposición a contar y ponerle más atención solo a las cosas malas que nos suceden: es común quejarnos por el caos vial, por el vecino bullicioso, por el compañero de trabajo que es un sapo y por no haber tenido un buen día… Pero no tenemos la costumbre de ver las cosas positivas que nos pasan en el día, siendo muchas de ellas cosas que damos por un hecho: estar con salud, poder ver, respirar, tener un techo, comida, poder sentir el sol, poder amar. 

Tan fácil sería si tan solo entendiéramos que practicar gratitud cura y levanta el espíritu.

Cuando la convertimos en un estilo de vida, implícitamente hacemos parte de nuestra realidad otros aspectos positivos como la empatía, la solidaridad, la compasión, la generosidad. 

Una persona agradecida con la vida se da cuenta que tiene lo que necesita para ser feliz y naturalmente busca compartir esa felicidad y ese sentimiento de paz con otras personas.

Entonces, ¿cómo podés empezar a practicarla si tenés todo excepto gratitud? 

A continuación 4 tips para empezar a transformarte en una persona agradecida:

1. Decí gracias ilimitadamente.

No por nada es una palabra que existe en todos los idiomas y dialectos. Decir gracias a las personas que nos sirven, desde el oficial de seguridad del banco por abrirnos la puerta, al muchacho que nos jala las bolsas en el súper, a los señores que recogen la basura… Pronunciar la palabra Gracias es y será siempre, una sonrisa para el que las recibe y una bendición de vuelta para el que las da.

2. Envía mensajes cuando alguien ha impactado positivamente tu vida.

Lo he dicho muchas veces, mi vida no es perfecta. El otro día andaba yo más aburrida que un caballo en un balcón y me topé una amiga que estaba peor que yo: Unas compañeritas de su hija no habían querido incluirla en el grupo de un show de la escuela y ella, la mamá, tenía el alma destrozada. Su hija, buscó otra amiguita y decidió participar con ella, solas las dos. 

Yo le dije que, ¡admiraba la valentía de su hija! Tenía que celebrársela y no viciarla con la mentalidad de “pobrecita” porque el grupo cool no la escogió y bueno, terminamos conversando por largo rato. 

 Al día siguiente esa amiga me envió un mensaje que entre otras cosas decía, “Anita. Vieras que tus palabras de ayer me quedaron resonando en los oídos. Me cayó de perlas hablar con vos y que me hicieras ver lo valiente que es mi hija. La verdad que por andarme compadeciendo de mí misma, no me había dado cuenta de lo bien parada que está mi hija. ¡No se deja doblegar de nadie!… ¡Uno nunca sabe cuando nuestras palabras le van a hacer el bien a alguien! Gracias por haberme escuchado” 

 ¡Me hizo sentir tan bien! De eso se trata, de agradecer a las personas que nos ayudan a sentirnos mucho mejor y si empezamos a poner atención, veremos que, ¡son muchas!

3. ¡Solo un día a la semana! 

Elijamos un día a la semana en que conscientemente no vamos a criticar, ni quejarnos, juzgar, envidiar, pelear. Un día en que celebremos únicamente lo positivo. ¡Cuesta un mundo! Porque como decía Hermes Pinzón Navarro, “el diablo es puerco!” Y fijo el día elegido, apenas uno se levanta, pega el dedo chiquitico del pie en la pata de la cama… Antes de reventar ese JUE%*@$!?&!TA de la chicha que da, detengamos la ira y cambiémosla por un “Gracias a Dios no fueron los dientes” porque eso sí hubiese sido, ¡carísimo se reponer! 

La práctica hace al maestro y no nos frustremos si el primer día duramos 30 minutos positivos, volvemos a empezar y así seguimos poco a poco, hasta que ya nos nazca sin el menor esfuerzo.

4. Manteen un diario de Gratitud.

Una excelente pregunta que ha puesto a pensar a muchas personas es, ¿qué pasaría si al día siguiente amanezco sólo con lo que agradecí tener la noche anterior? Probablemente muchos se despertarían sin nada, tal y como Dios los trajo al mundo. 

Por eso hacer este diario nos ayudaría a por lo menos amanecer con 3 o 5 cosas. 

Para hacer el diario, sólo necesitamos un cuadernito. En el, todas las noches escriban de tres a cinco cosas de las cuales se sintieron agradecidos durante el día.
Y todas las mañanas al despertarse, escriban de tres a cinco cosas que no tengan todavía, pero se agradecen de antemano, pues ya vienen en camino. ¡Gracias porque ya están!
Traten de ser lo más específicos y concretos para evitar la monotonía y perder el sentido del diario. 

¡Es impresionante lo beneficioso que es este ejercicio! 
Mi amiga y guía espiritual Gabyta me lo enseñó y desde que lo practico sólo puedo decir ¡WOW!
Si les da pereza escribirlo, empiecen haciéndolo mentalmente pero que se convierta en un hábito hacerlo, antes de dormir y antes de salir de la cama por las mañanas. Una vez superada la pereza empiecen a escribirlo, es súper cool después leer tantos motivos diarios para estar agradecidos.

 Practicar Gratitud mejora las relaciones humanas, nuestra salud mental, reduce la agresividad, mejora el autoestima, reduce la ansiedad en las situaciones negativas, desarrolla la resiliencia, nos hace menos materialistas, menos envidiosos… Y además, más felices. 

Por eso y más, adoro venir -aunque sea un par de horas- y sentarme a ver el mar, meter los pies en el agua, nadar un rato, pensar en la inmortalidad del cangrejo y cargar energía… Porque cuando veo lo pequeñita que soy ante la inmensidad del océano, le doy gracias a Dios, a la vida y al Universo por permitirme existir.

 Contame, vos,  ✨¿Practicás la Gratitud✨ ¿Porqué estás agradecido el día de hoy?✨¿Querés etiquetar a alguien especial y decirle “Gracias por…”? Quizá llamarlo o envíale un mensaje también, ¡eso se vale! ✨

Si crees que este post puede inspirar a convertir a más personas en seres agradecidos ayudame a compartirlo🙏🏻, entre más seamos, mejor será el mundo y dejaremos un gran legado a nuestros hijos y futuras generaciones.

 Mi vestido de baño es de Pink Puka Beachwear y aprovecho para agradecer a Andre por creer en mi y apoyar mi proyecto con sus marcas mucho antes de que Life thru my Eye saliera, como te dije: ¡el mundo necesita más personas como vos! Luv you❤️

La canasta también es de Pink Puka Beachwear, es de bambú y es hecha a mano por una familia Huetar de Costa Rica. Cada una es única, mezcla tradición con un look boho y rescata las tradiciones de una cultura indígena costarricense.

Ambas cosas las conseguís en Apartado Creativo.

 Gracias a mi amiga Rose por las fotos de este post ¡Nunca olvidaremos de dónde empezamos y comerémos plátanos de bolsa por siempre!❤️

¡Ah! Y si te gustó la historia, no te olvidés de darle un “me gusta” y si no lo has hecho, también dale otro “me gusta” a esta página Life thru my Eye para que me puedas seguir leyendo.

 

#gratitud #felicidad #bendiciones #vida #conciencia #privilegio #beneficio #saludmental #blog #estilodevida #agradecimiento #sentimientos #sonrie #sonrisa #gracias #amor #diariodegratitud #mar #playa #relacioneshumanas #autoestima #comprelocal #canasta #pompom #color #playa #bikini #porquecadasegundocuenta #princess #lifethrumyeye #followme #gratitude #life #mentalhealth #smile #lifephilosophy #emotion #feelings #followmeoninstagram #lifestyle #thanks #thankyou #practicewhatyoupost #beach #gratitudediary #selfsteem #basket #buylocal #costarica #puravida

 

 

10 Replies to “Cuando tengo todo excepto a ti. ”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s