Para mí, ocho no son suficientes.

¿Qué tanto te gusta que te abracen?¡Yo amo los abrazos! Y más después de experimentar su impresionante y efectivo poder curativo.

Hace poco más de dos meses, había estado yo súper estresada. A mí, la tensión se me va al cuello y espalda o ya si evoluciona a algo más severo, al pelo…¡me quedo calva! Entonces, tengo que ver como hacer para que eso no me suceda: porque soy como Sansón, sin pelo no soy nadie… ¡post de la próxima semana!

Esa vez tenía una super contractura. Estaba con tortícolis y con costos podía moverme. Tenía dos días de estar tomando relajantes musculares, medicinas para el dolor, mi terapeuta físico me había dejado como una momia rosada con kinesio tape por toda la espalda y nada había funcionado… hasta que me dieron un abrazo con amor.

Quién me iba a decir que me curaría solo con esa medicina tan cool: ¡alguien súper especial que me abrazara! 

Después de un largo y muy sentido abrazo ¡BUM! me alivié tanto, que hasta yo misma me asusté.

 Tanto se habla del poder de un abrazo que uno tendería a creer que es puro cliché, pero yo me quedé fría de demostrar que no es así. 

¡WOW! Si antes amaba los abrazos porque siempre he sido super pega física y emocionalmente, ahora más que nunca los necesito. A veces no necesito decir o que me digan nada, con solo un abrazo me basta y me sobra.

¿Porqué? Porque abrazar tiene miles de beneficios:

1- Abrazar libera oxitocina. Esto hace que inmediatamente se eliminen sentimientos como la soledad, la furia y el aislamiento.

2- Un abrazo “habla”. ¡Nos puede decir tanto! Nos dice te amo, te extraño, te necesito, todo va a estar bien… todo eso sin tener que decir una sola palabra.

3- Cuando es honesto, ayuda a construir confianza y nos da un sentido de seguridad impresionante. Apuesto a que todos nos hemos sentido seguros cuando estamos siendo abrazados por la persona correcta.

4-Cuando nos dan un laaaargo abrazo, se elevan los niveles de serotonina, lo cual dispara sin límites el buen humor y la felicidad.

5- Ese delicioso estriponazo activa la chakra del plexo solar activando la glándula del timo, bien conocida como la glándula de la felicidad, responsable también de estimular el sistema inmunológico y por ende subir las defensas del cuerpo.

6- Un abrazo nos ayuda a vivir el presente. Vivimos el momento y nos relajamos cuando nos abrazan y tanto cuerpo como mente están enfocados en ese mundo de sensaciones dejándose llevar y ¡olvidándose de todo!

En el 2006, un hombre llamado Juan Mann inició un movimiento llamado “Free Hugs” en Sidney, Australia. El ofrecía abrazos gratis a desconocidos con el único fin de hacer sentir mejor a cualquiera que se le acercara de una manera espontánea y desentendida. 

Este movimiento ha sido replicado en todo el mundo y actualmente se celebra desde el primer sábado de Julio hasta el primero de Agosto. O sea, si me ven parada en una rotonda el próximo año con mi rotulito de “Abrazos Gratis”, ¡fijo pasen por uno!

Si bien es cierto, no es lo mismo abrazar a un desconocido, a la persona que amamos, a un niño, a nuestra mascota, al abuelito, a una amiga del alma, a alguien que en una tragedia lo perdió todo… pero cada abrazo cumple una misión en nuestro cuerpo y alma y a veces hasta leer un “te mando un abrazo de oso” nos saca una sonrisa. 


Entonces ¿porqué no abrazar más y sufrir menos? ¡Este mundo necesita hoy más que nunca un abrazo grupal para dejarse de tanta estupidez!

¡A abrazar y abrazar!…¡Es que suena tan cool decirlo nada más!

Se dice que debemos de recibir cuatro abrazos diarios para sobrevivir, ocho para mantenimiento de nuestro espíritu y doce para crecer como seres especiales. ¡Energía pura y de la buena!

 ¿Ya abrazaste hoy a alguien? Sino ¡corré a hacerlo!

Yo aquí estoy feliz con mi Tuti que es tan pega como yo, cargándome de esa maravillosa vitamina que es el abrazo con el amor de un hijo. 

Por favor contáme de tus experiencias con abrazos, qué te han curado y qué tanto te gusta que te abracen.

Si crees que mi narración puede ayudar e inspirar a más personas, por favor, nada te cuesta compartirla. Yo más que feliz de ayudar. Y no te olvides de darle un “me gusta” a esta página para que me puedas seguir leyendo. ¡Ah! También me puedes seguir en Instagram🌟

Mis maravillosos accesorios: las argollas, dije, pulseras y anillos son parte de mi colección favorita “Energía” de la espectacular joyería de Francesca Romana Diana. Búscala en Costa Rica en Facebook como https://www.facebook.com/FrancescaRomanaDianaCostaRica/  y en Instagram como http://instagram.com/francescaromanadianacostarica

Si deseas adquirir alguna pieza te puedes comunicar al teléfono 8718-2729.

¡Gracias Marce por las fotos y Alessandro por mi abrazo!

3 Replies to “Para mí, ocho no son suficientes.”

  1. Yo también soy una pega y me encanta dar y recibir abrazos!! Por eso sigámonos abrazando Anita!! Te mando uno de Oso Gigante por aquí!!

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s