Mis ojos lloran por tí

Y entonces Dios decidió hacer el Maserati de los llorones un día y coincidió el día en que ¡yo nací!

Si hay alguien que llora en esta vida ¡soy yo!

A veces lloro más de lo que me gustaría llorar, pero nunca menos de lo que lo necesito.

Está bien, se me va la mano cuando por ejemplo voy en el carro y me sale ..🎼 te creí asunto olvidado… otra vez me equivoquéeee🎼y termino tan ahogada de llorar, que no puedo ni cantar. Pero nada pasa, porque hasta macho que se respeta ¡llora con Pandora! ¿O no?!

Llorar no es un símbolo de debilidad en lo absoluto.

Llorar así sean lagrimitas disimuladas o una buena llorada, nos limpia el alma: nos hace recordar que somos humanos.

Y además, tiene miles de beneficios:

💫La habilidad que tenemos los humanos de llorar es un mecanismo de supervivencia. Si acumulamos emociones, nos da un faracho. Eso que “el stress mata” no es ningún cliché.

💫Llorar baja la presión sanguínea y las pulsaciones del corazón. A veces lloramos hasta quedarnos dormidos-que delicia- y esa es la razón.

💫Llorar no solo es un detox para el alma, también ayuda a eliminar toxinas y químicos que se acumulan al estar emocionalmente estresados. Es como devolver al cuerpo a un maravilloso estado de balance.

💫Llorar baja los niveles de stress. ¿Sabían que en Japón existen “clubes para llorar? Suena súper loco pero ¡ellos saben! – ¡estos maravillosos japoneses!-Se reúnen personas a llorar bajo la filosofía de que es una gran práctica para mantener la salud mental. Yo sería como Miss Congeniality en esos clubes: “ya legó la machita de ojo ledondo que si sabel llolal”-leél en japoné-.

💫Cuando lloramos para liberar emociones, esas lágrimas emocionales vienen cargadas de un alto contenido de hormonas de stress que eliminamos de nuestro cuerpo. O sea, si se nos mete una basura en el ojo- o cortamos una cebolla-, esas lágrimas que nos salen son como las carteras falsas porque ¡lágrima que vale es la emocional!

💫 Afrontar los sentimientos nos ayuda a seguir adelante. ¡Eso! Ese “turugo” que todos hemos sentido. Podemos engañar al mundo, pero no a nosotros mismos, podemos pretender correr, pero no nos podemos esconder. Llorar como respuesta de un sentimiento nos ayuda a desengañarnos: nos ayuda a salir de esa maldita coraza emocional que nos limita muchas veces a tomar acciones en la vida. Nada peor que pretender que los problemas no existen o ¿por cuánto tiempo más querés calarte esa carga emocional?

Llorar te hace fuerte. Hay un dejo de sagrado en cada lágrima, ¿o no están de acuerdo conmigo que a veces una lágrima dice más que mil palabras?

Ahh! Pero llorar de felicidad es como ¡lograr un master en la vida!

Terminando mi clase de Yoga de ayer en Krama, cuando mi Master Yogi Esteban me preguntó “Anita cómo te sentís? Mi respuesta fue “Quiero llorar de felicidad” … Él me dijo “Llorá” ¡y yo renca y me empujan!

Lloré un poquitico de felicidad…

Porque se siente bien “sentir”. Estar conectada a mi gran propósito de este año que es quererme y darme a mi misma lo mejor que pueda darme: valorar mi vida, devolverme mi centro, recordarme todo lo que es prioridad en mi vida…

En fin, lloré de felicidad porque en esa clase de Yoga refresqué mi cuerpo, mi mente y mi espíritu y ¡ como lo necesitaba!

Si nunca has hecho Yoga, animate a probar una clase, es tan maravilloso que ¡no te vas a arrepentir!

Krama Yoga tiene sus estudios en Guachipelín y en Pinares.Puedes seguirlos en sus páginas: https://www.facebook.com/kramacr/

https://www.instagram.com/kramacostarica

https://www.instagram.com/estebankrama

Y vos ¿qué tan amenudo limpiás tu alma llorando?

¿Conocés a algún valiente que necesite pegarse una buena llorada? Si crees que mi narración puede ayudar e inspirar a más personas, por favor, nada te cuesta compartirla. Yo más que feliz de ayudar. Y no te olvides de darle un “me gusta” a esta página para que me puedas seguir leyendo. ¡Ah! También me puedes seguir en Instagram🌟www.instagram.com/lifethrumyeye_by_ana_casafont

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s