Como el palo de las gallinas: no al bullying.

Todavía me acuerdo cuando estando en cuarto grado, un lunes como cualquier otro, llegué a la escuela a jugar con mis amigas y una de ellas me dijo “ No digás nada, pero no te podemos hablar”

De niña siempre fui super aplicada y buena estudiante – lloraba si me sacaba menos de un 100- y parece que eso – que yo fuera buena estudiante- le molestaba a un grupo de mamás de mi clase.

Ellas convocaron a todos los niños de mi clase, para que me aplicaran “La ley del Hielo” …para que yo aprendiera mi “lección”.

Funcionó por un momento ya que me dediqué a no hacer nada en los exámenes para sacarme ceros creyéndo que así me volverían a hablar…

Pero la mayor lección que aprendí fue la Regla de Oro: no hacerle a nadie nada que no me gustaría que me hicieran a mí.

Si bien es cierto, ese “reto” que le pusieron a mis amigos, es mucho más “light” que los “retos” que los acosadores ponen hoy en día, pero tiene el mismo efecto en autoestima para la víctima y en hacer “lo que sea” con tal de “pertenecer” así sea a costa de su esencia, sus principios o como observador /acosador pasivo, pero con el fin último de no ser víctima nunca más.

Ojo que para mí es lo mismo el que es bully que el que no hace nada para detener a uno.

He sido incansable en mi lucha contra el bullying – sobre todo desde que tengo hijos- he participado en talleres donde he escuchado testimonios desgarradores y he vivido en carne propia sentir como se escucha ese “crack” -cuando se me ha roto el corazón- porque un hijo mío ha sido una víctima más, pero si algo he podido sacar como conclusión, es que es culpa de los padres que existan niños bully.

Entonces si usted está leyendo esto y tiene la leve sospecha -o muy en el fondo, está completamente seguro- de que su hijo es un bully,- sea un niño o un adolecente- SÍ, sépalo y entiéndalo que es SU culpa y le voy a decir porqué:

🖤Es su culpa porque usted se ha encargado de alimentar un ego enfermizo y ha desnutrido el alma de si hijo. Una cosa es celebrarle los triunfos a un niño y otra es alimentarle el sentimiento de superioridad desmedido, de que es “el mejor” a costa de la burla de las debilidades de otros o minimizando el esfuerzo de otros niños.

🖤Es su culpa porque usted no se ha tomado la tarea de que su hijo comparta sus fortalezas con los más “débiles”, no lo ha convertido en un ejemplo a seguir por las buenas, sino lo ha endiosado como un inalcanzable. ¿Su hijo es el más veloz? ¿Porquéno sugerirle que sea “coach” de algún chiquito que no corra tan bien en lugar de fomentarle y aplaudirle actitudes y complejos de superioridad haciendo leña de los árboles caídos?

🖤Es su culpa porque usted compensa carencias emocionales con cosas materiales que de nuevo alimentan un falso sentimiento de superioridad. Le enseña a sus hijos que su valor como persona lo define tener el último gadget tecnológico, los viajes que realiza, las marcas que usa o los seguidores que tenga sus cuentas de redes sociales, en una edad donde debería de estarle alimentando sus valores sociales, su tolerancia, empatía y solidaridad.

🖤Es su culpa porque no se ha tomado el tiempo de explicarle con el ejemplo y vivir la experiencia de que todos somos iguales: no importa si somos gordos, flacos, bajitos, pecozos, tengamos el pelo lacio o colocho. No se ha preocupado por enseñarle que talvez ese chiquito de anteojitos que tiene de compañerito, esté viviendo algo duro en su vida y lo menos que necesita es alguien que le haga la existencia más pesada… o simplemente no se vale y no merece que alguien le haga la vida imposible. Usted no le ha enseñado a pensar en como sus acciones pueden hacer sentir a otras personas- simple y sencillamente porque el bullying es discriminatorio- y por ende para ellos es imposible ver las situaciones desde otro punto de vista y respetar gustos diferentes.

🖤Es su culpa porque ha fomentado un liderazgo negativo en su hijo basado en las ansias de poder que talvez usted nunca tuvo- ni tiene- Porque usted le ha aplaudido con su alcahuetería, esa violencia silenciosa con que alimenta su liderazgo y hasta se siente orgulloso de su “popularidad”, porque para usted, también su modelo de éxito se ha dado pisoteando a otros, creando con todo esto, a una persona violenta- o peor aún “pedos queditos”- que se aprovecha y le da satisfacción el dolor de otro.

🖤Es su culpa porque su nivel de exigencia hacia sus hijos -muchas veces hasta por lograr sueños suyos frustrados- los convierte en verdugos que llegan a desquitarse con los que consideran más débiles porque en su casa no pueden canalizar la frustración que sienten ante tanta exigencia y tienen que buscar por fuera con quién sí se pueden desquitar.

🖤Es su culpa porque les enseña a sus hijos que el fin no justifica los medios y entonces no les importa llevarse entre las patas a quién sea ni como sea con tal de tapar sus inseguridades y cobardía bajo una máscara de éxito y liderazgo. También se rodean de niños -talvez buenos- pero temerosos de no llegar a convertirse en la víctima, prefiriendo apoyar al bully, con tal de no ser a ellos a quienes les caiga el peso de las burlas, indiferencias o desprecios.

🖤Es su culpa, porque no tiene autoridad en su disciplina y deja que su hijo sea el que “mande”. Porque se le fue de las manos y ahora usted “baila” al son de las demandas de su hijo, porque usted ya le enseñó a que todo el mundo debe de vivir de acuerdo a sus deseos sin importar quien sea: todos deben de satisfacer sus demandas porque él ¡es el jefe!.

🖤Es su culpa porque nunca ha tenido los pantalones para aceptar que así es y asumir con humildad su responsabilidad. Si algo tienen los bullies, es esa habilidad para salir bien parados de las situaciones que generaron…es asombroso. Pero yo creo que pueden engañar al mundo pero no a ustedes como padres. ¿Entonces porqué nunca han hecho algo? Igual aplica para los padres de los observadores, porque lejos de empoderarlos para que le pongan un “hasta aquí” a los bullies, prefieren quedarse callados bajo la premisa de que no es mi hijo el que está viviendo esa situación… ¡News flash! Usted también es un cómplice y muy cobarde déjeme decirle.

🖤Es su culpa porque los ha hecho intolerantes a lo que es diferente a ellos. En base a esto, van construyendo su “tribu” de adeptos y una vez que alguno de su “tribu” se le salga por la mínima de su estándar de similitudes, igual lo saca. Porque un bully no es un amigo, porque nunca le enseñaron a ser amigo, solo a rodearse de personas de acuerdo a su conveniencia.

🖤Es su culpa porque seguro lo ha escuchado referirse usando adjetivos despectivos hacia algunas personas : gordo, maricón, marimacha, creída y otros que ni me atrevo a escribir. Si su hijo los dice, corríjalo y no le acepte etiquetar a las personas a la ligera.

🖤Es su culpa porque usted siempre tiene una justificación para su comportamiento: “es cosa de chiquillos” “era vacilando”. En otras palabras lo acepta o lo ve “normal” porque así se lo enseñó usted o tambiên puede ser que tampoco le interesa afrontar que tiene un problema.

🖤Es su culpa por siempre querer tapar el sol con un dedo y hablar más de la cuenta sin tomar acción. El bullying es intencional. La víctima no es culpable de nada, y los bullies son concientes y responsables de sus actos. ¿Es usted conciente de su responsabilidad?

El bullying no es un inocente “prank” como dicen ahora. Siempre busca agredir, burlarse, herir y humillar. Tiene consecuencias muy duras como la muerte por querer demostrar algo o suicidarse por nunca hacer un “fit”.

Entonces no sea un observador más. Tome acciones y déjese de habladas, ya sea que su hijo sea el bully titular o sea partícipe pasivo de estas actitudes. Porque la vida es como el palo de las gallinas: hoy su hijo puede estar en el palo de arriba “cuitiando” las gallinas que estén por debajo de él, pero la vida da tantas vueltas que quién quita y un día amanezca con una gallina más “alfa” que él en el palo de encima de él y eso resulte en que el “quiteado” sea él…

¿Le duele de solo pensarlo verdad?

El bullying no discrimina edad, sexo, raza, posición social … ¡nada! por eso la participación de todos debe de ser activa. Y más aun si conoce un adulto cobarde que sea a esas alturas un acosador. Porque el que es bully de niño y no se corrije, lo llega a ser de adulto y se convierten en esos compañeros de oficina chismosos destructores y acomplejados del éxito de otros o peor aun cuando tienen una posición de jefatura y hacen de la vida de sus subalternos un calvario.

Hable hoy mismo con todo el que pueda, hágale ver a su hijo que si conoce un caso donde se esté tratando con indiferencia, burla, mal modo, maltrato, si se está ignorando a alguien que el conozca y hágale ver que no se vale… explíquele porqué hacer sentir mal a otros no se vale y que sea un agente de cambio para detener esa situación.

Si vos crees que este post puede ayudar a hacer conciencia y aportar en reflexionar el tipo de niños que estamos criando hoy en día y abrir los ojos sobre este asqueroso mal tan presente en toda la sociedad, compartilo. Quien quita que evitemos que más niños se conviertan en adultos acosadores e inescrupulosos y también podamos salvarle el autoestima- o la vida- a algún niño o adulto que esté sufriendo en carne propia el ser víctima de un perdedorde estos.

2 Replies to “Como el palo de las gallinas: no al bullying.”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s