Como menú de restaurante chino

Y entonces sucedió… Ayer estaba viendo una foto que me tomé esta semana y pensé que realmente era la foto mía que más me gustaba… y eso que ¡me tomo mil fotos al día!.

Al día de hoy tengo 38,420 fotos en el teléfono donde probablemente en el 90% salgo yo: sola, selfie, tomada por alguien, con mis hijos, mamá, papá, hermanos, todos juntos, por separado, amigas, con Yoda, con Marce, con Nati, en la playa, en pilates, en el carro, en el trabajo, comiendo…en fin sí, amo documentar todo mi día, ¡todos mis días!

Pero más allá de esa obsesión, esa foto – que es la que ilustra este post- me la tomé mientras hacía la fila de carros para recoger a mis hijos en la escuela.

Mi día había iniciado a las 5:30 am levantando a mis hijos para ir a la escuela. Mientras me lavaba los dientes, aproveché y rezé al mismo tiempo que con la mano desocupada le ponía colonia a Alessandro, ¡nada mejor que un hombre que huela rico y desde chiquitico! Salimos de la casa a las 6:35am para que no nos agarrara la presa y una vez que los dejé, me fui a mi clase de pilates a que mi entrenador Mike me destruyera con sus inventos de hacer una clase de Reformer con una liga en las piernas…. aunque he de admitir que amé esa liga y quiero una para andarla ¡todo el día!.

Salí de pilates y pasé como todas las mañanas por mi Vanilla Latte con dos de azúcar que es realmente cuando me despierto… otra adicción que necesito como para cuando “it hits” decir “¡buenos díasss mundo!”

Llegué a mi casa, me bañé en 5 segundos y así con el pelo chorreando agua, me avisaron que ya había llegado el fontanero. Tenía una fuga de agua en mi casa y al paso que iba el medidor, solo empeñando un riñón iba a poder pagar el recibo del AYA.

Solo la pregunta de “¿Dónde está el tanque de captación?” me mató tres neuronas- solo entendí la palabra “dónde”- y después de abrir 25 tapas por toda la casa finalmente lo encontré. Ya para eso eran las 8:40am y con un “Queda como en su casa pero encuéntreme la fuga” me fui soplada para la oficina mientras hablaba por teléfono con mi mamá y me tomaba de camino mi batido de piña, limón, jenjibre y pimienta cayenne… al tercer trago se me incendia el cerebro y me termino de avispar para sobrevivir el día.

Tenía mi mañana mega planeada- otra obsesión, porque necesito planear y tener todo bajo control- pero, a media mañana me atravesaron una reunión y al carajo el planning. Salí de la reu a medio día y ¡corra!, móntese al carro y vaya a recoger a los chicos a la escuela porque salen a las 12:05.

En la fila de carros de la escuela me tomé la foto para un Ig story de mi perfil personal con la leyenda de “Hoy no me pude ni peinar, ni maquillar, ni hacer todo lo que tenía que hacer en la mañana, pero “embrace impact” con una sonrisa”

Recogí a mis hijos y los fui a dejar donde mami. Ahí me tragué literalmente el glorioso almuerzo que me tenía preparado: pescadito, ensalada, huevos rellenos y arroz… nadie, absolutamente nadie ¡hace el arroz como mi mamá!

De ahí vuele a la oficina de nuevo que tenía reunión a la 1:30… la tarde transcurre entre reuniones, hacer una presentación para el día siguiente, redactar cuatro briefs de agencia, contestar correos, tocar base con mi equipo, presentar un proyecto maravilloso, tener una llamada de status y en el interín ayudar a Luciano con una parte de la tarea que no entendió…por video llamada.

6:20 pm saliendo de la oficina en Lindora y tengo que volar porque tengo que llevarlos a entrenar futbol: uno va de 7pm a 9pm y el otro de 7pm a 8pm. Tengo 40 minutos para recogerlos y llegar a tiempo. Rezo de camino y mándo ángeles que me dispersen cualquier presa y ¡Oh wow! el peaje de Escazú como si fuera “El día después de mañana” sin un solo carro. No sé como, pero llegamos a las 6:55 al entrenamiento. Mientras uno entrena una hora más, llevo al otro donde mami de vuelta y aprovecho y me como una deliciosa ensalada de capas que me dejó mi hermano -que es de lo mejor que he probado en mi vida- mientras pienso en una propuesta de una fiesta que nos pidiéron organizar en As You Wish.

Terminó el entrenamiento y 9:30 pm estábamos en la casa. Dieciseis horas después por fin me podía quitar los zapatos y tirar el brassier-uno de los mejores placeres diarios es deshacerme de esa cosa que me estorba terriblemente, ¡lo odio! y a quien lo inventó también- ponerme la pijama, rezar y caer muerta…. ¡Mierda! Todavía no porque necesitaba buscar un objeto cilíndrico para una tarea.

Ese es un día típico de una mujer. Súmele las mil preguntas de “¿dónde está…?” , los whatsapps de “vos que todo lo sabés…?”, pasar al super, y para no hacer el post más largo mil y una cosa más a la vez que suceden en un mundo paralelo a todo lo mencionado en este post.

Entonces sí, no es que los hombres no hagan nada, por el contrario mucho hacen también… ¡pero cositas de una en una! Solo las mujeres tenemos la capacidad de estar en mil cosas a la vez sin perder el foco de ninguna, hablando, escuchando y pensando al mismo tiempo y además ¡sonriendo!

Y me quedó de perlas porque hoy Día Internacional de la Mujer, a pesar de que es una fecha que celebra la igualdad y la lucha por tener los mismos derechos, yo aprovecho para felicitar a todas aquellas mujeres que como yo, si tuviéramos que enumerar todo lo que hacemos en el día y todos los roles que tenemos que jugar, pareceríamos el menú de un restaurante chino: con una lista interminable enumerada del 1 al 2020.

Mi consejo: disfruten cada minuto porque esta locura y esta adrenalina es lo que nos mantiene vivas. Manténgase reales no perfectas, admiren y no critiquen a otras mujeres, denle valor a su tribu de amigas, sonríanle a las desconocidas, celebren los atributos y triunfos de otras… apoyémonos, querámonos y respetémonos entre todas, porque sin nosotras ¡el mundo no caminaría y sería aburridísimo!

¡Feliz día!

2 Replies to “Como menú de restaurante chino”

  1. ¡ME ENCANTOOÓ!!!!! ¡Voy a intentar ese batido que incendia el cerebro! Quizá así logre despertarme más. Feliz día. Gracias.

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s